Hoteleros y propietarios en Doñana

Hoy entrevistamos a los propietarios del Hotel Doñana Blues, un establecimiento singular en el corazón de Doñana

Si hablamos de Doñana Blues, debemos bucear en sus orígenes y el porqué de su razón de ser. Todo ello nos lleva conocer algo de sus creadores, lo dueños e impulsores de esta gran idea, que llegó a hacerse realidad, en el corazón de Doñana.

carmeyantonio2

Carmen, natural de Barcelona, estuvo vinculada durante mucho tiempo al sector inmobiliario, y ha desempeñando entre otras funciones, tareas de relaciones públicas, que en gran medida, le ha ido acercando a su actual cometido en el Hotel.

Antonio, nuestro jardinero particular, es natural de El Rocío, durante muchos años estuvo vinculado a Doñana, pero finalmente marchó a Cataluña, donde conoció a Carmen, y donde ha desempeñado distintas funciones relacionadas con la promoción inmobiliaria, junto con sus dos pasiones: la música, de la cual vivió profesionalmente durante muchos años, y la escritura, su otra gran compañera de viaje.

Esta peculiar pareja, afincada en un principio en Cataluña, siempre tuvo la idea de establecerse definitivamente en Matalascañas. Desde que Carmen conoció el lugar, hace unos 20 años, ya surgió la idea de bajar para crear un pequeño paraíso de descanso y relax.

Esto nos lleva al año 2.000, donde tras arduas negociaciones y distintas visitas, finalmente se consigue una parcela ideal por su tamaño y ubicación, para dar forma a este proyecto que comenzó como un sueño, años atrás.

Antonio: “Al principio fue duro, poner en marcha el proyecto, recuerdo que Carmen estaba en Barcelona, gestionando y cerrando el apartado inmobiliario, mientras yo viajaba innumerables veces a Matalascañas, para la gestión burocrática, el control de la obra, y muchas otras cuestiones necesarias para la puesta en marcha”.

Finalmente y llegado el año 2003, Doñana Blues abre sus puertas al público, haciendo realidad el sueño de este par de emprendedores.

Antonio: “Muchos años en la música, y al final viene aquí para crear mi última canción: Doñana Blues“.
carmen-flores

El Hotel abrió con solo 12 habitaciones, que al año siguiente llegaron a ser 14, junto con la apertura de su Bar-Cafetería, tal y como lo conocemos actualmente. Un año más tarde, en el 2005 se abrió la piscina del hotel, un lugar privilegiado durante los meses del verano en Matalascañas.


Carmen:
“Desde sus orígenes este Hotel ha mantenido una filosofía y apuesta por un turismo sostenible, en el entorno de Doñana, y para ello hemos apostado por la calidad en nuestros servicios e instalaciones.  Nuestro objetivo es conseguir que este boutique Hotel, se consolide día a día como un establecimiento singular, y de referencia en Huelva”.

carmen-jardinHoy en día, Doñana Blues, es una grata realidad, que nos permite acceder a otro tipo de turismo, donde los detalles, y el cariño de sus gestores, predominan ante la masificación y el producto genérico que nos acecha con la globalización.

Y en la actual coyuntura turística, nos preguntamos que tipo de clientes acceden al Doñana Blues.
Carmen:
” La mayoría de nuestros clientes son Españoles, sobre todo de Extremadura, Madrid, y el Norte de la península, aunque también debemos destacar la creciente demanda en mercados externos como el Británico, Alemán, y Francés, entre otros”.

Por último y para terminar esta pequeña entrevista, quisiéramos saber que visión de futuro nos ofrece Doñana Blues.

Carmen: ” Evidentemente el futuro de Doñana Blues, pasa por el futuro de Huelva, donde deberemos realizar un mayor esfuerzo para la captación de nuevos mercados emisores, y la promoción de nuestro destino turístico ante otros destinos competidores dentro y fuera de España. Evidentemente en esta ilídica  zona, contamos con inmejorables playas y un entorno natural incomparable, pero es nuestra obligación, la de todos, el mejorar las infraestructuras, la calidad de los servicios, y el apostar decididamente por el Turismo, como la mejor inversión de futuro para nuestra provincia”.

Mayo 2009