Aracena, está situada en el noreste de la provincia de Huelva, se encuentra dentro de un paisaje natural del que toma su nombre, su entorno lo forman la Sierra de Arcacena y el parque nacional de Picos de Aroche, y puede ser considerada como la población más importante de la zona, la cual se ha convertido en una localidad con fama turística.

Aracena es un pueblo tranquilo con bonitas casas blancas ubicadas al amparo de su iglesia y castillo.

Su entorno aún cuenta con muchas zonas vírgenes. Hay pinos y alcornoques, pero la zona es característica por la existencia de un gran bosque de castaños. Aquí, siempre en temporada, podrá recoger castañas para su deleite.

Igualmente, el viajero encontrará diversas rutas y senderos que le permitan visitar el Parque Nacional, e incluso llegar a otras poblaciones cercanas como Los Marines, Linares o Corte Concepción.

Aracena también es famosa por sus setas. Cada año a mediados de noviembre, se organizan jornadas especiales con viajes al campo a recoger setas, clasificándolas y por su puesto pasándolas por los fogones.

Y hablando de cocina, no podemos olvidarnos de los famosos jamones ibéricos, y otros productos del cerdo (pata negra) como chacinas, chorizos, cañas de lomo, morcones, y morcillas.

El castillo que preside Arcacena merece una interesante visita. Construido en el siglo XIII sobre el emplazamiento de la antigua fortaleza musulmana, ofrece espectaculares vistas de toda la cordillera.

Junto al castillo también se ubica una iglesia templaria, es la más antigua iglesia parroquial de Aracena y considerada monumento Nacional. Fue construida entre los siglos XIII y XIV, en la parte superior de una mezquita que fue parte de las citadas fortificaciones. (para entrar en ambos monumentos, se recomienda reservar la visita en la Oficina de Turismo local).

Otros lugares de interés son, la Iglesia de La Asunción, la iglesia de Nuestra Señora del Mayor Dolor, el Ayuntamiento, la Iglesia de Santa Catalina, el museo geológico y de minerales, el Museo Contemporáneo y el Museo de Escultura.

Sin embargo, el tesoro escondido de Aracena es, sin duda, La Gruta de las Maravillas, uno de los más importantes monumentos naturales en el conjunto de Andalucía.

Este fantástico monumento natural, se ubica en el interior de la colina por debajo del castillo de Aracena, y se formó por el filtrado de agua a través de la roca calcárea a través del tiempo.

El tamaño de sus lagos, la abundancia de formaciones rocosas y su magnitud, hacen de este complejo subterráneo un verdadero paraíso.

La longitud total de la cueva es de 2.130 metros de los que 1.200 son visitábles. La acción erosiva del agua sobre la roca caliza a lo largo del tiempo, ha creado una serie de ” formaciones rocosas de extraordinaria belleza, dando lugar a inusuales estalactitas y estalagmitas.

La historia cuenta que un pastor descubrió la cueva y su primera referencia histórica se remonta al 1886, posteriormente en 1914 se abrió al público. Durante la visita se pueden ver sus seis lagos y doce salas, todas las cuales han sido iluminadas y dotadas de música ambiente para su disfrute.

Junto a la gruta se sitúa el museo geológico y mineral, el cual se inauguró en 1983 como complemento de la visita, y gracias a la gran donación de minerales de todo el mundo realizada por don Francisco Orden Palomino.
.

Fiestas:

La Candelaria, Febrero

Festividad de San Blas Obispo, 1 al 4 de Febrero. Patrón de Aracena

Semana Santa

Romería de la Divina Pastora, primero de Junio

Feria de Agosto, 21 al 25 de Agosto. Fiestas grandes de Aracena

Romería de Santa Marina, 2 de Septiembre

Los Rehiletes, 7 de Diciembre. Ferias de Otoño

Para más información: http://www.aracena.es/